Sesión de embarazo, mucho más que un recuerdo

Sesión de embarazo, mucho más que un recuerdo

Sesión de embarazo, mucho más que un recuerdo 2048 1536 Alvaro Sancha | Fotógrafos de boda en Valladolid | Fotógrafos Valladolid

Alvaro Sancha Fotógrafos de boda

Fotografía Alvaro Sancha

El embarazo es una época muy especial en la vida de una pareja, por eso muchas lo inmortalizan con una sesión de embarazo. Y no es para menos: cuando acabe la cuenta atrás de 9 meses habréis traído una vida al mundo. Pero antes de que eso ocurra, hay un proceso físico y mental que transitar. Y también que disfrutar. Porque los meses de gestación pasan muy rápido y después ya nada será lo mismo. Pero lo bueno es que pueden durar para siempre gracias a una sesión de embarazo. 

La transformación física es lo más evidente de un embarazo. El cuerpo cambia poco a poco. Se curva la tripa mientras una vida se desarrolla en su interior. La barriga cree al ritmo que marca el feto: la belleza del embarazo no es comparable a ninguna otra. 

Pero esta etapa, además de uno de los momentos culmen de vuestra historia de amor, es también un carrusel de emociones. La ilusión y felicidad de traer a una vida al mundo, la responsabilidad que adquirís, la incertidumbre de cuándo nacerá… 

Muchas parejas viven cada una de estas emociones como parte de un todo. No ven el embarazo solo como un fin, sino como un proceso del que disfrutar cada día. La manera de encarar este proceso es lo que diferencia cada embarazo. Porque cada instante es único e irrepetible. Por eso una sesión fotográfica de embarazo es mucho más que inmortalizar una tripa redonda.

 

Razones para hacer una sesión fotográfica de embarazo 

Ya solo el hecho de sentir el milagro de la vida creciendo en vuestro interior y cómo se mueve por dentro, justifica una sesión fotográfica de embarazo. Pero hay más razones que hacen que merezca la pena. 

Por ejemplo, es una buena ocasión para conectar emocionalmente con el bebé, ya que puede percibir las emociones de la madre. Y las que surgen durante la sesión son tan bonitas y puras que hacen que esta conexión se multiplique.

También podéis tomarla como un regalo. Y no solo para vosotros, sino para familiares o amigos cercanos. Quizás para vuestro futuro hijo o hija adulta no haya un regalo más bonito que ver la barriga que provocó en sus padres. O quizás puede ser el complemento perfecto a una a sesión newborn. ¿Os imagináis enseñarle a vuestro futuro hijo o hija cuando sea mayor una foto dentro de la tripa y del día del nacimiento? Y si tenéis más hijos o hijas también podéis encararla como una sesión familiar. 

Lo encaréis como lo encaréis, será una experiencia inolvidable. Porque el fin de esta sesión de embarazo es doble: que la disfrutes porque es un instante único y que inmortalicéis el momento.

 

Cada embarazo es diferente, cada sesión también 

Cada una de estas sesiones es única y original porque ningún embarazo es igual a otro. Las posibilidades para hacerlas son muchas. Es lógico que tengáis dudas sobre cómo abordarla. 

La primera suele ser el cuándo. En una sesión fotográfica de embarazo, más allá de que disfrutéis del momento, no hay ninguna regla. Así que el momento para hacerla será cuando más os apetezca. Ya que cada embarazo y cada pareja es distinta, cada sesión de embarazo debe serlo también. 

Sin embargo, muchas parejas prefieren hacerlo con la barriga lo más marcada posible, y eso ocurre a partir del séptimo mes.

reportaje embarazo diferente Fotografía Albany J Alvarez

Todas las sesiones son diferentes en plena naturaleza 

Luego hay que resolver el dónde. Para muchas parejas, naturaleza y embarazo van de la mano, ya que no hay nada más natural y puro que la llegada de una vida a este mundo. Por eso, cualquier entorno natural es una gran opción para hacer la sesión. Las parejas suelen sentirse tan cómodas que rápidamente se olvidan de mi presencia. 

Cualquier paraje natural potenciará los resultados. Ya sea en un bosque, con la luz tan especial que se filtra entre los árboles e iluminan vuestros rostros remarcando la emoción del momento. O cerca de un río, mientras los 3, vosotros y vuestro bebé escucháis el fluir del agua. O respirando ese aire puro de la montaña, que llena el espíritu de serenidad. Los resultados siempre son espectaculares. 

Y en un entorno así os sentiréis tan a gusto que no hará falta posar. En cambio, en un estudio, bajo mi visión fotográfica el espacio es mucho más limitado y lo único que cambian son las personas. Por eso es más impersonal, ya que todas se parecen entre sí. Pero en una sesión de embarazo en la naturaleza siempre se obtendrá un resultado diferente que en cualquier otro lugar. El resultado final será un recuerdo que deje huella. 

Decidáis lo que decidáis, al ver las fotografías os acordaréis de esa barriga que un día se deshinchó y cómo se cumplió vuestro sueño. Y también recordaréis aquel carrusel de emociones tan bonitas e intensas. Porque el embarazo es mucho más que un tiempo de espera: muchas veces los sueños se vuelven realidad. Y gracias a la fotografía también se pueden inmortalizar. 

fotos de embarazo Fotografía Yeray Cruz
Alvaro Sancha Fotógrafos de bodaFotografía Alvaro Sancha
fotografia de embarazo Fotografía Laia Carbó
reportaje embarazo diferente Fotografía Albany J Alvarez

 

ideas fotos de embarazo Fotografía Yeray Cruz
Alvaro Sancha Fotógrafos de bodaFotografía Alvaro Sancha

 

Sesión de embarazo | Alvaro Sancha | Fotografía de Familia

error: Content is protected !!